ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE

Foro de encuentro de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES)
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Dos rastros de Pluto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
fernando mogollon

avatar

Cantidad de envíos : 242
Fecha de inscripción : 22/07/2011
Edad : 45
Localización : valladolid

MensajeTema: Dos rastros de Pluto   Sáb Feb 01, 2014 4:43 pm

Voy a contaros dos de mis últimos rastreos con mi Sabueso de Baviera “Pluto”, porque en ambos aprendí lo que nunca se debe hacer.

El primer rastro fue intenso, largo, emocionante y difícil porque era un terreno de montaña, prácticamente limpio pero complicado y con una climatología muy adversa. El segundo rastro fue corto, muy fácil, sin emoción pero el perro me dio una lección por no+ confiar en él y no saber interpretarle.

El pasado jueves 16 de enero, cazamos un gancho en el norte palentino, a venados, ciervas y cochinos. El día era muy frio, aunque sin viento, por suerte no nevaba, pero el cielo amenazaba. El terreno donde cazamos estaba sin gota de nieve, no así las cumbres y laderas que tenían una buena capa de está<z<.

Dimos primero un gancho en una pequeña mancha llena de robles muy querenciosa para las reses y en vez de ponerme en un puesto, entre con los perros. Cuando acabamos sobre las doce mi amigo Alberto me explicaba, que le habían entrado seis cochinos juntos al principio del gancho y que había tirado al más grande y este se había descolgado de los otros paralelo a la ladera pero hacia abajo, mientras los otros continuaban ladera arriba. Junto con otros monteros y su teckel lo había pisteado unos 200 metros encontrando sangre y una cama, pero no pudieron seguir después de la cama porque no volvieron a ver más indicios y decidieron abandonarlo.

Como teníamos que dar otro gancho, le dije: “vamos a dar el otro gancho y cuando terminemos intentamos cobrarlo, para darle tiempo a que se enfríe, que es mejor que ir ahora”. Por lo que me habían contado de la cama supuse que estaría muerto cerca, así que no me preocupe más.

Otra vez volví a entrar al monte con los perros y empezamos a cazar el segundo gancho, pero cuando no llevábamos ni media hora  cazando empezó a nevar con muchísima intensidad, se preparó un vendaval y decidimos parar, recogimos los perros y esperamos a que llegaran todos los cazadores al lugar de la reunión.

Aunque el suelo se había cubierto  por completo de nieve, unos diez centímetros  y seguía nevando, le dije a mi amigo vamos donde has tirado al cochino que lo vamos a intentar y si está cerca y tenemos suerte lo podemos  cobrar. El resto de cazadores me miraban con cara de incrédulos por la nevada.

Cogimos el coche, nos dirigimos a la cama que habían encontrado y marcado, pero con tan mala suerte que el aire se había llevado el papel, la nieve había tapado por completo el suelo y por tanto el rastro para nosotros.  Alberto no  sabía exactamente donde estaba el rastro. Estábamos en la falda de una montaña pelada, nevando a todo nevar con el aire en el culo, ¡menos mal!, sin ningún tipo de árbol, llena de barranquillos.

Más o menos donde intuimos que estaba el rastro me quede con Pluto. A Alberto le mande al coche y le dije que me esperara en un lugar u otro en función de dónde me llevara el perro. Con Pluto atraillado e indicándole que “buscara herido”, pareció que cortaba un rastro y cogía muy decidido la dirección por donde decían que había seguido el cochino, pero no veía ningún indicio,  la nieve cubría todo. Iba detrás del perro que iba muy fijo y al trote, de vez en cuando subía hacia arriba de la ladera, (mejor dicho montaña, empieza en 1.400 metros y acaba en 2.000 metros), unos veinte metros, pero volvía a bajar (se orientaba en el rastro), pasamos varios barranquillos, yo seguía detrás del perro, no sé porque pero seguía. Otras muchas veces habría dado por terminado el rastreo al no encontrar nada, pero confié en el perro, y cuando llevábamos un kilómetro doscientos metros recorridos en un barranquillo encontré bastante sangre y la nieve revuelta. Me dio un subidón, además dejaba de nevar y me dije vamos por el rastro bueno, este perro es la leche, bajamos y subimos otro par de barranquillos  y unos 300 metros más allá el rastro me llevaba a una zona con jaras bajas pero compactas y en esa zona el perro tiraba fuerte y hacia muchos  cambios de dirección en muy pocos metros, pensé que allí estaba el cochino y que ya era nuestro. En esta zona en una pequeña hondonada volví a ver sangre sobre la nieve revuelta, pero Pluto me saco de la zona de jara y pensé que Pluto había perdido el rastro era imposible que el cochino hubiese ido a lo limpio. Cruzamos un regato que iba hasta arriba de agua y nada más cruzar vi una gota de sangre, (¡qué bien! el perro sigue en el rastro), y cuando pensé que iríamos paralelo al regato, el perro coge un fuertísimo repecho de unos 150 metros que tiene unos pinos gigantes, pero con el suelo sin una mata,  y otra vez para arriba, empezaba a estar muerto (1,8 km). En medio de ese repecho de no sé qué sitio, salen corriendo dos venados hacia nosotros y para que no se despiste fuerzo un poco al perro a seguir para arriba,  sabiendo que al final del repecho hay  una reforestación de pinos pequeños muy sucia. Total que el perro se para y ha perdido el rastro, que decepción, después del pedazo rastreo que ha hecho el perro, hemos perdido el rastro, sigo con el perro atraillado, le intento meter en los pinos pequeños, y no quiere, busco en paralelo por los pinos la entrada y nada el perro no encuentra nada, en eso veo a mi amigo que ha llegado con el coche hasta donde estaba yo, le grito “he perdido el rastro, hasta aquí hemos venido con el cochino, pero aquí el perro no sabe hacia dónde ir”. Cuando llega mi amigo a mi posición, le digo, sin ninguna esperanza de cobrar el cochino, se ha debido meter en esos pinos pero el perro no encuentra la entrada, así que voy a soltar al perro a ver si lo encuentra en búsqueda libre.  El perro se mete a los pinos pequeños y sale enseguida, y vuelve sobre sus pasos hacia la mitad del repecho donde nos salieron los venados y veo que el perro se pone nervioso y hace la muestra en una matilla pequeña que había en medio del pinar de pinos grandes, “vaya un zorro, un topillo o algo parecido, porque en esa matilla es imposible que haya un cochino o es del tamaño de una liebre y en este limpio imposible que se haya encamado”, y de repente de la mata se levanta el cochino que se va a por el perro, al vernos a por nosotros y Alberto “donde me subo”, y yo “pero donde tienes el rifle, corre al coche a por él”. Total que todos corriendo entre los pinos. En esto Pluto consigue pararle y le da vueltas. Así que mi amigo corriendo al coche a por el rifle, tardó 15 minutos en bajar y subir los dos repechazos que le separaban del coche, eternos se me hicieron. Yo durante ese tiempo detrás de un pino, sufriendo, pensando “como me coja al perro lo mata y yo sin poder hacer nada”, y viendo como Pluto le ladraba y daba vueltas hasta que le canso, y dejo de moverse. Ya más tranquilo aproveche que llevaba el teléfono y le grave un ratito, hasta que llego mi amigo. El tiro de remate lo hice yo porque mi amigo venía muy cansado y veía que me mataba al perro. Al final gran cochino cobrado, gran rastreo y un subidón tremendo, mi amigo no se lo creía, yo tampoco. A las seis de la tarde, después de casi 1,30 horas de empezar el rastreo, llegamos los dos al restaurante donde estaban todos los demás cazadores. Las caras de asombro por lo que puede llegar a seguir un perro de sangre eran alucinantes.


Alberto, Pluto y el cochino





Enseñanza:
Jamás hacer un rastreo sin rifle, aunque pensemos que el animal este muerto.


El segundo rastreo del día 19, nada tuvo que ver con el anterior. Rastreo muy corto, de unos metros.

Damos un  gancho en el cual ocupo un puesto y al terminar un  cazador me dice que ha tirado un cochino que le ha pegado seguro, pero que no sabe dónde está y que no encuentra sangre, ni indicios.

Vamos al anchuss, el cochino cruza una carretera y sigue recto para cruzar un regato, pero no vemos ningún indicio. Lo que si sabemos es que Pluto va por el  rastro bueno porque vemos las pezuñas marcadas en la tierra nada más pasar la carretera. Pluto entra muy decidido por unos juncos pequeños pero al llegar al regato de un metro y medio de ancho, el perro se mete en el agua pero no lo cruza, vuelve a salir a la misma orilla, se pone nervioso y le juzgo como que no quiere cruzar, que le da miedo. ¡Me extraña!, “no tiene miedo al agua”, total que cojo al perro y voy  por el margen del regato pero veo que el perro no tiene interés, por ello supongo que el cochino ha cruzado a la otra orilla. Voy al puentecillo de la carretera con el perro, cruzamos el regato, pongo al perro a la salida del regato y busco en la ladera con el perro atraillado pero Pluto se va parando oliendo matas pero sin rastro. Al cabo de cinco minutos, estimo que el cochino no va herido, al no ver ningún indicio y ante la desidia del perro por la ladera. Decido soltarle a ver si en búsqueda libre encuentra algo y sale disparado a donde se metió el cochino para cruzar el regato, se tira al agua varias veces, pero como allí no se ve ningún indicio no le doy importancia, como veo que Pluto se pone nervioso, cojo al perro y me voy a inspeccionar en búsqueda  libre  por el margen del rio hacia el otro lado, que sino ha cruzado y hacia el otro lado del regato no fue, tendrá que haber ido hacia este lado por el margen. Después de unos cien metros por la orilla del regato decido desistir al no llevar Pluto ningún rastro y dar por concluido el rastreo llegando a la conclusión que el cazador erró el disparo. Además había otro cochino que rastrear.

Me voy a rastrear el otro cochino, y cuando estoy rastreando el otro cochino me dicen que han encontrado el cochino del regato. Le habían comentado a un perrero la jugada que había hecho Pluto y este dijo “pues seguro que está en el regato” y allí que fueron.  ¿Sabéis donde estaba el cochino?, hundido en una poza cubierto por un metro de agua donde entraba el perro al regato.  Llegue a la conclusión que por eso el perro no quería cruzar el regato y por eso en  los márgenes y al otro lado del regato Pluto no mostraba interés alguno.

Como estaba turbia el agua por el perro no lo vi, pero sobre todo porque nunca contemple que pudiera estar hundido en un regato de no más de metro y medio de ancho, aunque llevara mucha agua.

Enseñanza:
Hay que confiar en el perro e intentar descifrar que nos quiere indicar y por supuesto nunca imaginar que en un pequeño regato no se pueda hundir un cochino de 50 kg.


Última edición por fernando mogollon el Sáb Feb 01, 2014 11:47 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
jose ignacio cenizo

avatar

Cantidad de envíos : 406
Fecha de inscripción : 10/12/2008
Edad : 52
Localización : Castellvi de Rosanes (Barcelona)

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Sáb Feb 01, 2014 10:59 pm

Estupendos relatos y enhorabuena por los rastreos . A todos nos ha pasado retirar al perro del rastro y tener luego que admitir vistas las evidencias que hay que confiar siempre en nuestro compañero.

Y lo del rifle... menos mal que todo quedó en un susto.

Saludos

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hippy

avatar

Cantidad de envíos : 197
Fecha de inscripción : 14/11/2010
Edad : 52

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Dom Feb 02, 2014 10:31 pm

Con un par....., bonitos relatos, siempre que nos creemos más listos que los perrillos, nos demuestran lo que valen haciendo que se nos caiga la baba otra vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.chef-technical-advisor.com
Jose Ignacio

avatar

Cantidad de envíos : 155
Fecha de inscripción : 22/05/2012
Edad : 42
Localización : Madrid - Alia (Caceres)

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Lun Feb 03, 2014 8:17 am

Preciosos relatos!!
Gracias por compartirlo

UN SALUDO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
luismanueljr

avatar

Cantidad de envíos : 269
Fecha de inscripción : 08/06/2012
Localización : Madrid/Soria/Palencia

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Lun Feb 03, 2014 5:42 pm

Muy buenos los relatos.

Gracias por compartirlos.

pd.- tenéis un par de orejas...cada vez que leo un relato de estos con guarros de por medio, no quiero imaginarme el costado de un baviera con una colmillada. Os tengo que contar un día lo que hizo Taco en una montería cuando encontró a su primer guarro vivo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerardo Pajares

avatar

Cantidad de envíos : 633
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Lun Feb 03, 2014 6:52 pm

Interesantes experiencias y buenas conclusiones. Por cierto, el primer guarro parece que el tiro lo llevaba en el cuello algo alto. Da la impresión de que la faltan parte de las crines.

Saludos y gracias por compartirlos.

Gerardo Pajares
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jorge P.R.

avatar

Cantidad de envíos : 118
Fecha de inscripción : 25/06/2009
Edad : 40
Localización : Barakaldo (Vizcaya)

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Mar Feb 04, 2014 7:07 am

Geniales los relatos y muy didácticos, sobre todo para esta nueva tacada de socios y aficionados que se han unido al foro en los últimos meses.
Enhorabuena por los rastreos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eduard Melero

avatar

Cantidad de envíos : 424
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 38
Localización : Cardona (Catalunya)

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Mar Feb 04, 2014 5:31 pm

Buen trabajo Fernando y bien documentado!
Lo del arma,..... seguro que no volverá a pasar  Shocked 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bosquerol.blogspot.com/
abdón

avatar

Cantidad de envíos : 71
Fecha de inscripción : 30/05/2010
Localización : Badajoz

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Miér Feb 05, 2014 7:01 pm

Felicidades, tienes un pedazo perro y tu eres un gran conductor, asi que mejor equipo imposible.
Lo del rifle, ya sabes nunca se deja, es parte del equipo, pero bueno asi aprendemos.
cuida a ese Pluto que es un gran perro, en todos los sentidos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Javier Miranda Lucas

avatar

Cantidad de envíos : 241
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Localización : Asturias

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Jue Feb 06, 2014 9:43 am


Rastreos interesantes y cuidados relatos. Se agradece esta combinación, que además nos permiten aprovechar las variadas experiencias de otros rastreadores.

Enhorabuena Fernando, hacéis un buen equipo.

Saludos


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fernando mogollon

avatar

Cantidad de envíos : 242
Fecha de inscripción : 22/07/2011
Edad : 45
Localización : valladolid

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Jue Feb 06, 2014 8:31 pm

Gerardo, si te digo la verdad, con la emoción no miramos ni donde tenia el tiro, pero yo creo por como dijo que lo tiro, que lo tenia que tener en un jamón de culo.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
carlos rivera

avatar

Cantidad de envíos : 126
Fecha de inscripción : 08/05/2010
Edad : 62
Localización : León

MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   Dom Feb 09, 2014 9:17 pm

Enhorabuena Fernando. Tienes un gran perro, disfrútalo, te seguirá dando grandes rastreos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dos rastros de Pluto   

Volver arriba Ir abajo
 
Dos rastros de Pluto
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» A mi Pluto no le crece el pelo
» Hacer fuego discreto Publicado por TRIBALLICA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE :: RELATOS-
Cambiar a: