ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE

Foro de encuentro de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES)
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Herminio Baldó

avatar

Cantidad de envíos : 609
Fecha de inscripción : 20/05/2008
Edad : 56
Localización : Madrid

MensajeTema: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Vie Oct 17, 2014 6:18 pm

Buenas tardes,
Os transcribo el último relato que nos ha enviado nuestro buen amigo Jean-Guy.
¡¡Que lo disfrutéis!!

"Un herido y dos cobrados...o un cambio insospechado

Bressols, 1° de octubre; una y media de la tarde.

Me llama Thierry L, un amigo rastreador acreditado de la UNUCR, cerca de Toulouse: " La sociedad de caza de Daux acaba de herir un jabalí de 80-90 kg; no estoy disponible y busco a alguien... aquí tienes el n° de teléfono y el nombre".

Daux se sitúa a menos de una hora; por supuesto, esta búsqueda me interesa después de dos  fines de semana fuera de casa sin posibilidad de rastrear. Contacto establecido y cita a  las tres de la tarde delante de la iglesia del pueblo.

Me recibe un perrero con quien hice una tremenda y exitosa búsqueda hace dos años, que me presenta ante el presidente como el salvador. ¡Introducción peligrosa que no permite el fracaso!

Designan dos tiradores para  acompañarme y nos dirigimos hacia el anschuss a menos de 500 m; un rastrojo que linda un monte; el jabalí recibió dos tiros y entró en el monte sin acusar los tiros.

Encontraron sangre y trozos de hueso; los indicios y la entrada van marcados por cintas; ¡perfecto!

Identificación del hueso: será un  trozo de fémur alto; la herida parece seria.

Consignas de seguridad a los acompañantes y consejos al presidente para que cierre la dirección de huida por lo menos a 1000 m por delante.

Son las 3 y media. Con Azba atraillada entro en el monte seguido sólo por el tirador joven; el otro se ha negado a enfrentarse con las espinas. Rastro de unos 800 m sin dificultad por trochas a lo largo de un arroyo; grandes gotas de sangre en los primeros 300 m y luego poca sangre visible debido a la velocidad de la perra... con una segunda consecuencia: nos distanciamos del único acompañante.

Entramos en una vaguada con un sendero dominado por macizos de zarzas que a primera vista suben alto en las laderas. De repente y sin señales de advertencia, Azba desaparece por debajo de las zarzas y empieza a latir a parado a diez metros.

Visibilidad nula por este lado; de todos modos la seguridad manda primero soltar a la perra. Medio minuto para que obedezca a la orden "atrás"... y empieza una persecución de 3.200 m que va a durar más de una hora.  

La perra avanza a media falda en las espesuras latiendo de vez en cuando (rastro caliente). El cascabel me permite localizarla sin utilizar el GPS. La seguimos por el sendero, apresurando el paso pero sin correr. Su velocidad media indica que no está persiguiendo a vista.

Encrucijada de vaguada: la perra se ha adelantado (250 m) y se aleja por otra ladera. Tengo que tratar de seguirla... por las trochas... que al final desembocan en zarzales; al cabo de 400 m de intento y mas de 10 minutos, entiendo que tardaré demasiado y que es preciso cambiar de táctica: subir cumbre arriba hasta encontrar caminos o campos.

La suerte me sonríe: al poco tiempo desemboco en una llanura con un maizal de 30 o 40 ha ¡donde el joven acompañante me espera tranquilo y fresquito! En cuanto a la perra, el GPS indica 850 m por delante, todavía por la falda del monte. Avanzamos en su dirección a lo largo de la linde. Ahora, el GPS nos señala que está regresando: habrá abandonado la persecución; ¡mala fama para nosotros! Oímos el cascabel llegando a unos 150m por debajo y curiosamente, la perra no escucha mis llamadas y sigue regresando sobre sus pasos. Resulta urgente esperar.

"¡El jabalí, el jabalí, por allá!" gritos de mi acompañante que se pone a correr hacia atrás. Me pongo a escudriñar en esa dirección pero no veo nada excepto, al cabo de 2 minutos, a la perra que cruza corriendo una labranza a mas de 400 m, allende el maizal. El cazador me asegura que persigue al macareno: perfecto... con una duda: con una pata rota (jamón), un jabalí planta cara más rápidamente. Me habré equivocado en cuanto a la herida.

Cruzamos el maizal y llegamos  a la vertiente opuesta donde desapareció la perra. El GPS confirma: está persiguiendo por las espesuras de la vertiente a 350 m, y se aleja. Trote de 500 m a lo largo del maizal hasta llegar al nivel de la perra que ahora parece despistada, dando vueltas por un matorral cerca de una finca, lo que dura poco tiempo: nuevos latidos a parado y nueva arrancada río abajo.

Poco después: Pan! Pan! Pan!.... Menos de un minuto después, el GPS indica que la perra está sentada a 500 m. El presidente nos informa por teléfono que han matado el jabalí...pero un guarro de 40 kg... y sin herida de pata. ¡Ay! Voy a recoger la perra; los tiradores están contentos: han cobrado un jabalí más y les importa poco que no se trate del herido. ¡A mí sí!

Primero, comprender lo que ocurrió:
- Hipótesis 1: mi acompañante vió el gran jabalí en la labranza y el cambio tuvo lugar al final, en el último parado cerca de la finca;
- Hipótesis 2: (lo yo que opino) el cambio se produjo en el primer parado antes de la persecución: Azba nunca se cambia durante una persecución y los jabalíes machos, lo mismo que los ciervos, suelen desencamar a sus escuderos  mientras que ellos se echan o se desvían para escapar de los perros.

Segundo: confirmar una hipótesis comprobando las huellas del jabalí de la labranza. Por suerte llovió anoche y encontramos sólo las huellas de las pezuñas de un jabalí de 40 kg! Eso me gusta más! Será  la hipótesis n°2…

Tercero: buscar el jabalí herido.

Tomo la decisión de reanudar el rastro desde el anschuss y llamamos a un coche. Una vez allí tengo que animar a la perra que duda en tomar el rastro otra vez; para animarla la suelto, arranca al trote y llega al monte antes que yo. Estoy en el sendero del fondo de la vaguada (¡otra vez solo!) y la perra da vueltas por medio del zarzal a unos 100m arriba. Temo que el gran jabalí plante cara dentro de tales espesuras... ¡lo que va a ocurrir por supuesto!

¡Latidos a parado mezclados con gruñidos!

Hay que subir a rematar para proteger a Azba... ¡sola contra un jabalí de 80kg y en un terreno que le da la ventaja! Toco la bocina sin obtener respuesta de nadie. Trato de entrar al monte y subir recto: totalmente imposible. Después de varios intentos,  abandono la idea.

¡Tengo que encontrar un paso!

200m más allá, la vegetación parece menos espesa; otros 10 minutos para alcanzar la cumbre y otros 10 para avanzar al nivel del parado fácilmente localizable por los latidos permanentes de la perra, 30 o 40m más abajo.

Aquí empiezan las cosas serias: llegar a la perra entre las zarzas o por encima, con cautela para mi seguridad y para que el lance no se desplace otra vez.

Por los movimientos permanentes de la vegetación y los desplazamientos de la perra, entiendo que el jabalí lanza ataques de poco alcance (contra la perra) y regresa siempre a la misma zona. Azba se ha percatado de mi presencia y viene hasta mi dos veces; supongo que intenta atraerlo hacia mi tiro de remate. Pero el macareno se niega a asomar la cabeza.

De todos modos la "alfombra” de zarzas pisadas no me permiten ver el suelo. Un primer tiro del 444 hacia ese punto tendrá el efecto de despertar a un hipotético acompañante y desalojar la res.

¡Sólo daños visibles a la vegetación!

Arranque por debajo y nueva parada a unos 50m siempre en las espesuras. Largos minutos para aproximarme de nuevo. Localización de la perra y luego de una mancha negra que parece ser la cabeza del jabalí: segundo tiro... ¡era un tocón!

Esta vez el jabalí se aleja y los latidos desaparecen por detrás de la cumbre. Primero salir de este lío, cuesta arriba; otros diez minutos de sudor hasta oír de nuevo los latidos a menos de 100m. Por suerte, el monte bajo se ha abierto un poco y llego al parado sin gran dificultad. Azba ladra y gruñe a 5 o 6 pasos, lo que significa que ve al jabalí.

Conforme con  mi técnica me coloco detrás de la perra,  apuntando por delante, esperando el ataque del macareno. Ida y vuelta fulminante de una jeta y tercer disparo seguido por un desplazamiento de 20m de la caza. El atrevimiento de la perra y la poca amplitud de los movimientos del jabalí acrecienta mi confianza: el jabalí estará debilitado... ¡pero cuidado con un macho herido de muerte!

De nuevo me coloco detrás de la perra, espero la salida del jabalí que no tarda mucho y que tropieza con la cuarta bala por  debajo de la oreja derecha. Cuchillada y toque de muerte... seguido esta vez por la respuesta del seguidor. ¡Son las siete y media, y sereno!

Es un macho de 76 kg  con poca boca, por suerte, y con el fémur izquierdo roto... y también la mano derecha por una de las tres primeras balas: ¡se trata de nuestro jabalí!

Un cuarto de hora para ayudar al acompañante a arrastrar el jabalí hasta un camino; honores y fotos... y otra media hora con linterna para ir a recoger la traílla abandonada en el sendero antes de subir a rematar.

Enseñanza: La verdadera pregunta es qué hacer cuando la caza se desencama fuera de nuestra vista: perder tiempo para buscar señales de herida dentro de la cama o soltar el perro confiando en su sabiduría. Hasta hoy, Azba sólo se equivocó dos veces en 103 cobros; la primera vez persiguiendo jabatos desencamados por la propia jabalina después de un rastreo de 6 km. Mantendré mi confianza en ella

Que disfrutéis, con un fuerte abrazo a todos y ánimo y suerte en vuestros rastreos!
Jean-Guy Gendras
"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tirso Leal

avatar

Cantidad de envíos : 442
Fecha de inscripción : 03/02/2009
Edad : 48
Localización : Cáceres

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Lun Oct 20, 2014 9:42 am

Qué relato tan emocionante, Jean-Guy. Enhorabuena y muchas gracias por compartirlo!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerardo Pajares

avatar

Cantidad de envíos : 633
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Lun Oct 20, 2014 11:45 am

Otro gran trabajo y buenas lecciones de las vivencias de Jean-Guy. Mil gracias por compartirlo.

Saludos

Gerardo Pajares
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
jose ignacio cenizo

avatar

Cantidad de envíos : 406
Fecha de inscripción : 10/12/2008
Edad : 52
Localización : Castellvi de Rosanes (Barcelona)

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Mar Oct 21, 2014 8:16 pm

Impresionante e instructivo.
El mundo del rastreo ganaría en sabiduría si te decidieras a plasmar en un libro tus experiencias.
Grande, Jean-Gui.

Por estas tierras un fin de semana apasionante en el que he vuelto a reconocer las habilidades de Turrón y he tenido la posibilidad de ver trabajar firme una drathaar -espectacular- , y de comprobar qué fácil se transita este camino de rastreos y aprendizaje si eres una persona metódica.

Siempre esperando tus nuevas, amigo

Un saludo de todos los rastreadores catalanes

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
fernando mogollon

avatar

Cantidad de envíos : 242
Fecha de inscripción : 22/07/2011
Edad : 46
Localización : valladolid

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Dom Oct 26, 2014 4:35 pm

Que emocionante, enhorabuena por el rastreo y por compartirlo con todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jose Ignacio

avatar

Cantidad de envíos : 155
Fecha de inscripción : 22/05/2012
Edad : 42
Localización : Madrid - Alia (Caceres)

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Mar Oct 28, 2014 8:10 am

Estos relatos son increibles.
Se te ponen los pelos de punta.
Gracias por compartirlo y a herminio por publicarlo

Un abrazo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eduard Melero

avatar

Cantidad de envíos : 424
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 38
Localización : Cardona (Catalunya)

MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   Dom Nov 16, 2014 9:11 pm

Felicidades una vez más! Que GRANDE eres Jean-Guy!
gracias
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bosquerol.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras   

Volver arriba Ir abajo
 
Otro relato de nuestro amigo Jean-Guy Gendras
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» OTRO RELATO HISTORICO
» FELIZ DIA DEL "NO" AMIGO
» marly esta solo y quiero meter otro compi...dudas
» El gran amigo Pocho!
» FALLECIMIENTO DE MI GRAN AMIGO MANUEL CARMELO DE GUIMAR.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE :: RELATOS-
Cambiar a: