ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE

Foro de encuentro de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES)
 
ÍndiceÍndice  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

 

 Rastreo del solitario afortunado

Ir abajo 
AutorMensaje
Álvaro García Mateu

Álvaro García Mateu

Cantidad de envíos : 1116
Fecha de inscripción : 19/05/2008
Localización : Torrelodones (Madrid)

Rastreo del solitario afortunado Empty
MensajeTema: Rastreo del solitario afortunado   Rastreo del solitario afortunado Icon_minitimeLun Nov 30, 2009 6:56 pm

Otro relato de Jean-Guy, para disfrutar.


El rastreo del solitario afortunado que salvo su vida… y la del conductor, el martes 10 de noviembre 2009.

-El cuadro de la intervencion.

Estamos el 9 de noviembre a las 3 de la tarde. El presidente del coto de caza de LIZAC (30 km al nord-este de Montauban) me llama : « Al final de la mañana, herimos un jabali enorme ; lo segui con mi sabuesa de 14 años hasta un zarzal impenetrable(A) ; la perra regreóo por sí sola ; seguro que lo encontró muerto. »
Asunto posiblemente poco complicado. A ver ! Desgraciadamente tengo comprometida la tarde y los otros rastreadores también. “Vendré mañana al amanecer; le llamaré más tarde para confirmar un punto de cita ».
Al anochecer, le llamé de nuevo ; la voz parece agotada « estamos a punto de matarlo, hemos encontrado un rastro de sangre que salia del recinto ; lo seguimos con la perra más de 1 km hasta el coto vecino de Lafrançaise. El jabali « cubierto de sangre » esta plantando cara en un monte apretado (B) y el conductor solo lleva un cuchillo. Estamos subiendo hasta él con un fusil ».¡Que lastima ! Bienaventurados los desprevenidos !Voy a borrar este rastreo previsto para manana.
Nueva llamada telefonica a las diez y media de la noche : el mismo presidente , esta vez con voz incomoda : « El jabali nos escapó ! La perra lo siguió de noche un km más allá hasta un matoral ( C) donde se encamó y plantó cara ; la perra regreóo a la trompa… seguro que… etc , etc »

- Por la manana del 10 de noviembre .

A las ocho , llegamos al paraje de la faena : un cerro de dos km cuadrados aislado en la orilla derecha del rio Garonne y cubierto de monte ;cielo despejado ; dos cazadores me acompañan ; Dejamos los coches en el camino de cresta que bordea el punto C : una casucha derrumbada cercada de zarzas muy densas. Decido dar la vuelta con Urane para encontrar la entrada : nada excepto un rastro tangente con pezuñas de otro jabali (según mis cazadores « nuestro jabali lleva patas de ternera ». Urane tampoco toma el aire.Enfrentado al fenomeno extrañoo de la ausencia de pista, decido regresar al punto B donde la perra podrá tomar el rastro de sangre.
Llegamos con los coches : una ladera empinada de monte con robles y una capa de zarzas y acebos. Por supuesto la cama esta en el medio pero el jabali huyó cuesta arriba ; buscaremos ahí el rastro de salida. Lo encontramos facilmente : las pezuñas enormes han labrado el suelo humedo. Ningún rastro de sangre. Urane toma la pista sin ánimo. Al cabo de unos 400 m, el rastro sigue un camino empedrado y poco después Urane vuelve a mis pies : el rastro ya no le interesa. No voy a enredarme en conjeturas : la verdad es que hoy no cobraremos. Mejor terminar aquí.
Pero antes,los cazadores quieren indicarme el encame B con el « derramamiento de sangre ». Volvemos ; En la cama , no se puede ver mas que algunas hojas de roble manchadas de sangre seca : el guarro agonizante no sangraba mucho…, lo que no autoriza diagnosticar una herida leve. Esta cama tampoco interesa a la perra.
Antes de marcharme, deseo regresar al matorral C, a ver si el jabali se encamó realmente dentro o si tan solo se lo pareció a los cazadores. Un cuarto de hora más tarde, estoy reptando por debajo de la capa de zarzas de aquel recinto, y encuentro la cama con gotitas de sangre secas, lo que esta vez parece interesar a la perra que empieza a girar dentro. Alerta a los cazadores, por si acaso… Urane suelta sale del recinto, cruzando el camino exactamente donde los coches estaban aparcados inicialmente, y empieza a bajar por la ladera opuesta donde reconozco las huellas enormes . Imposible saber si el guarro se desencamo de noche o por la mañana después de nuestro rodeo.El rastro baja directamente hacia el fondo del valle. El monte ocupa las dos orillas del arroyo : la derecha muy densa con arboles derrumbados ; por supuesto es la que escogió el jabali. Seguimos el cascabel por la orilla opuesta más clara, yo adelantándolo y el acompañante en retaguardia a unos cien metros (¡el segundo tirador ha desaparecido !) Seguro que la res estará por aquí; 300 m sin novedad y la perra acaba de salir de la espesura, cruza el arroyo y sigue subiendo por la ladera opuesta. El acompañante me informa de que nos dirigimos hacia un estanque rodeado de zonas de encame. 600 m mas alla,llegamos por las laderas del estanque : un bosque con una alfombra de matorales de zarzas y acebos poco elevados (poco mas de 1,40m) y poco espesos. La perra sigue bajando y de repente empieza a latir a parado a unos 50 m .

« ¡Al parado, de prisa ! » ; contacto perdido con el ultimo tirador ! LLego a 10 m de la perra que sigue latiendo entre las zarzas, permanentemente movil avanzando de 5 m y regresando immediatamente de 10 ; caliente ! ninguna mancha negra por delante : donde estara ? Urane empieza a bajar fuera de vista : el jabali estara escapando. Doy la vuelta al matorral, corriendo rio abajo para mantenerme a nivel de los latidos.

Repentinamente , sin ruido o señal previa, un jabali fenomenal se plantea de un salto a unos 6 metros, escasos uno o dos segundos : bastante para apuntar la enorme cara gris entre los dos ojos que me miran. « Clic » ! ningun disparo ! Pero el jabali reacciona sin dudar y viene contra mí de un salto : un rayo que de todo modo no tenia tiempo de esquivar… y que sin razon conocida paso a mi derecha, cerquita, sin alcanzarme ; segundo intento de disparo de culo a mas de 30 m sin acertar : no percusion ! Que verguenza ! El lance sigue huyendo cuesta ariba con Urane persiguiendolo . un minuto despues, ya no se oye nada. Al trote, siguo sin dificultad las huellas. El jabali ha seguido un camino hasta la cumbre del monte y girando en angulo agudo,ha regresado por otro camino hacia el fondo del valle donde estoy perdiendo el rastro.Lo urgente es recoger la perra sana y salva. En el fondo, el localizador queda silencioso ; hay que subir hasta la cumbre siguiente alejada de unos quinientos metros.Alli, tomo de nuevo el contacto radio con la perra ; parece que el jabali ha mantenido la direccion.Por lo menos 20 minutos mas tarde llego a proximidad del famoso punto B. Se oye el cascabel ( la perra queda muda) en la zona del encame de ayer. Llamo y atraillo la perra que no déjà de tomar el aire y quierre regresar al recinto. Supongo que el jabali se ha detenido por aqui. Tres cuartos de hora para recoger los dos acompañantes y dos cazadores más.Con un acompañante voluntario, seguimos con cautela la perra dentro del recinto. Por desgracias,el jabali lo ha atravesado sin encamarse. Est a vez, el rastro se dirige hacia el punto A de ayer (1 km de aqui) : una ladera escarpada con un viejo castillo en ruinas. No fué facil convencer a un acompañante para que me siga más allá.
… media hora despues, atravesamos el ultimo baluarte sin parar ; el jabali que parece muy sano baja por un acantilado ariesgado sin deslizar y desemboca en los campos de un coto vecino en las orillas del rio Garonne. Son las dos y media Hace mas de seis horas que rastreamos… sin comer nada ; Decidimos de parar aqui aunque Urane trate de llevarnos más adelante.

Enseñanzas :

1- necesidad absoluta de un arma segura (parece que trocitos de ramas se habian amontonado entre el gatillo y el percutor de mi winschester 444 Marlin) ;
2- necesidad de dos(por lo menos) tiradores acompñantess ágiles para cobrar un jabali mal herido ;
3- aceptar con modestia que el perro no tome el rastro ; reanudar hora despues, por si acaso…
4 – dudar en soltar el perro en donde no sera posible intervenir muy rapidamente sobre una parada o un agarre peligroso ;
5 - nunca huir cuando un jabali viene contra tí.
6 – Cuanto más tardas en intervenir para rastrear , tanto mas los cazadores patearán la zona y tratarán de seguir la pieza herida hasta que la desencamen.
7 – « jusqu’au bout » ? Quizas me falto animo ; pensé que tal solitario tan afortunado para salvar su vida dos veces merecía el indulto.
Volver arriba Ir abajo
Gerardo Pajares

Gerardo Pajares

Cantidad de envíos : 633
Fecha de inscripción : 21/05/2008

Rastreo del solitario afortunado Empty
MensajeTema: Re: Rastreo del solitario afortunado   Rastreo del solitario afortunado Icon_minitimeLun Nov 30, 2009 9:11 pm

¡¡¡Muy bueno!!! No era la hora de ese gran jabalí.

Abrazos

Gerardo Pajares
Volver arriba Ir abajo
 
Rastreo del solitario afortunado
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO DE SANGRE :: RELATOS-
Cambiar a: